martes, 28 de julio de 2009

Jamas Podre Alcanzarte

''Osiris se desconectó del sistema''...

De pronto me encontré tecleando sola sobre una pantalla que no respondía a mis preguntas.¨Osiris se desconectó del sistema¨... no es una forma amable de despedirse. Más bien daban ganas de tirarle a Osiris la computadora por la cabeza.Aunque a lo mejor acababa de conocer otra de sus facetas. Después de todo, ¿se puede conocer a fondo a un chico que no tiene rostro, ni voz, ni mirada?.

Osiris es un alfabeto en mi pantalla. Sé de él que teclea bastante rápido, que no tiene faltas de ortografía y que cuando ríe hace jeje en vez de jaja.No sé siquiera su nombre verdadero y, la verdad, no me importa. No tenemos tiempo para perder hablando de este mundo real que no nos convence a ninguno de los dos.No fue muy difícil encontrarnos. Que en un mismo BBS hubiera una Osiris y una Isis, ya hablaba de predestinación. Y fue en una teleconferencia donde el me hechizó.¨Si me hubieras dicho en Egipto que íbamos a conversar por medio de estas máquinas malditas, ''Te hubiera encerrado para siempre en alguna pirámide¨-escribió. Entonces fui su reina.

Desde aquel día la cuenta de teléfono subió una barbaridad. Mamá y Papá intentaron convencerme de que está bien conectarse por módem a un BBS y hacer nuevos amigos, pero que la empresa telefónica todavía no tiene piedad por las nuevas tecnologías.Les pregunté que preferían: que desapareciera de casa todas las noches como tantos jóvenes que se juntan vaya a saber uno con quien para hacer cosas imposibles de contar, o que me quedara tranquila en casa tecleando en mi PC. Mis viejos, modernos después de todo, dejaron de molestrame y pagaron la cuenta de teléfono sin chistar.

Pasaron los meses. Osiris y yo juramos que nunca intentaríamos conocernos en la vida real.¨se perdería la magia. ¿Que pasa si soy un monstruo?¨ - escribía Osiris.
¨Se supone que fui tu esposa hace tiempo, ¿acaso hay algo de vos que no conozca?¨
¨Sí. Nunca te lo conté, pero me embalsamaron, me disfrazaron de momia y después me morfaron las polillas. No quiero que me veas en este estado¨-

Tenía razón. Si nos veíamos, ya nunca podríamos conversar de esa manera. Con esa magia...

El día después del ¨Osiris se desconectó del sistema¨ llamé al BBS a la hora de siempre, esperando encontrar una disculpa de Osiris por irse sin saludar. Pero nada.Me quedé dos horas mirando la pantalla vacía.Lo mismo sucedió los días siguientes.A la semana llamé al sysop (persona encargada del BBS) y le pregunté si sabía algo de mi amigo.- Osiris llama todos los días, pero bastante tarde, a eso de las 3 ó 4 de la mañana.- me explicó.-No entiendo entonces por qué no me deja una carta. ¿No habló con vos? ¿no sabes nada?- No...pero ahora que me lo decís, a mi también me resulta extraño su comportamiento. Entrar a la madrugada y se pasea a lo loco por todo el sistema, pero no se engancha en nada. No juega, no escribe, no conversa con nadie...Si querés te averiguo que le pasa.- No, no te preocupes, voy a entrar a esa hora y hablar con él.

Ese día di vueltas hasta las 2:30, y recién entonces conecté el telefono a la computadora. Si por alguna razón Osiris habia decidido ignorarme, se iva a llevar una sorpresa.A las 3 y cuarto, en el menú del sistema vi su nombre.Le envié un mensaje invitandolo a chatear, pero no me respondió. Era cierto lo que me había contado el sysop. Osiris se pasaba de los juegos al correo electrónico, y de ahí a los forosy luego a la teleconferencia como si estubiera borracho y caminara de un lado a otro sin saber a dónde ir. Lo llamé una y otra vez, pero no respondió.Le seguí el juego algunas noches.
Me di cuenta de que cuando yo entraba al sistema, se tranquilizaba un poco. Se quedaba en los juegos o en los foros, sin escribir nada, pero aunque sea no andaba saltando de un lado a otro.cada vez entendía menos que pasaba.
Osiris terminó por trastornar mi vida. Perdí la noción del tiempo. Dormía durante el día, noe studiaba, no conversaba con nadie, había perdido el interés por lo que no fuera Osiris.Mi vida comenzaba a las 3 de la mañana, cuando me conectaba cuando me conectaba al sistema y terminaba cuando cortaba. Osiris siempre estaba allí. Yo lo sentía aunque no pudiera verlo. Probé de todo para que me respondiera. Me enojé, le rogé... Pensé que quizás fuera un problema de la compurtadora de él, cada noche intentaba arreglarla sin lograrlo.
- Osiris si me leés apretá la a. - a .Mi corazón explotó, las manos me temblaban.

- ¿Tenés problemas con tu computadora?, respondeme sí o no. - No-

- Entonces, ¿qué pasa?, ¿te pasa algo a vos?, respondeme sí o no.- Sí-

- ¿Me querés contar que te pasa? quizás yo pueda ayudarte. -...Nada.


Otra vez enloqueció y empezó a saltar por el menú de BBS como si estubiera en una habitación y se lanzara a rebotar contra las paredes.No logre que volviera a responderme, pero aunque sea ya sabia que me leía y que podía leerlo.

Con el tiempo pudimos comunicarnos casi como antes. Hablábamos por horas. Ya no se perdía por el sistema, aunue seguía evadiendo mis preguntas sobre sus problemas. Así que yo tambien termine por olvidar que ya no era el mismo de antes y amé otra vez cada una de sus palabras, cada uno de sus silencios.El Osiris de ahora era más comprensivo pero más cerrado. Prefería que yo le contara sobre mí. Me escuchaba por horas y me respondia siempre con la palabra adecuada. De pronto se había convertido en un filósofo que parecia saber demasiado de la vida, como aquellos que han vivido demasiado.

Un día descubrí que lo unico que me importaba era lo quee staba más allá de la pantalla de la pantalla, en ese mundo que no existe en ningun lugar.

-Necesito conocerte. En la vida real. Si no, me voy a volver loca - le escribí.

- No puedo ...

- ¿No podés o no queres?

- ¿Cuál es la diferencia?

- Osiris ... sabías que esto iva a pasar. A mi ya no me alcanza. Te necesito. Necesito conocer tu cara, tu voz, ¿acaso tenés miedo? No hay persona en el mundo que me conozca más que vos, que me comprenda más que vos, ¿crees que em va a importar si sos lindo o feo, flaco o gordo?

- En serio, no puedo. Digamos que la vida real no esta hecha para mi.- ¿Qué hacemos entonces? ¿Seguimos por los siglos de los siglos comunicandonos así?

- Tal como lo hicimos siempre. si cruzamos tiempo y espacio para caer ene ste aparato diabólico, por qué no continuar en él, o acaso, mi reina, ¿quieres salvarte de la maldición que nos persigue?. Ésa que dice que jamás podré alcanzarte ... esa que dice que jamás me alcanzarás...

- ¡No estoy para juegos!¨Isis se desconectó del sistema.¨Esta vez fui yo quien cortó.

Pero él me buscó y no pude resistirme y todo volvió a comenzar.Por fin empecé a sospechar .... quizás era realmente un monstruo, un engendro de la naturaleza, y el mundo virtual era el unico que podia contenerlo.Quizás era un chico de 10 años que escribía muy bien. Quizás un anciano de 80 que extrañaba su juventud.Me desperté. Había estado mucho tiempo amando a un extraño...Necesitaba buscarlo... Verle la cara. Saber donde vivía...
Asi que llamé a Juan, un hacker del tercer mundo, que pasaba su tiempo libre tratando de descubrir las claves secretas de todos los usuarios del BBS, que servían para ingresar al sistema, y le propuse un desafío: hallar el acceso a la ficha personal de Osiris.
Diez días más tarde encontré en mi correo electrónico una carta de Juan.¨¡Eureka! Estuve a punto de ser descubierto pero lo logré.¨ y me pasaba los datos de Osiris, que en realidad se llamaba Tobías, su dirección y telefono. ¨Eso es todo, nena. Ahora voy a pensar como cobrarte.¨Al momento quise llamar a Osiris, pero sabia que no le iva a gustar mi medio. Así que decidí ir hasta la casa y esperar que saliera. Al día siguiente le pedí el auto prestado a papá y me acomodé frente a su domicilio. Era una casa, más fácil todavía. Me sentía como los policías de la speliculas yankees. Sólo me faltaba el termo con café y las rosquillas.Estuve desde las 7 de la tarde hasta las 3 de la mañana, y en todo ese tiempo sólo salio una señoram supuestamente su mamá. Fue a hacer las compras y regresó a las dos horas. A las 20 entró un señor, supuestamente su papá, y no hubo más movimiento durante el día.
No entendia ...Hice guardia en la puerta de su casa otros dos días. Nunca lo ví, salvo que quien me hablara fuera alguno de esos adultos, o que el verdadero Osiris no viviera ahí, o que fuera invisible.A esta altura ya no sabía nadaesos días igual entré al sistema a la madrugada, ys iempre encontraba a Osiris esperándome con alguna frase graciosa. Me enojé, como nunca me había enojado en mi vida. Me enojé conmigo misma por haberme dejado engañar. Me enojé por amarlo tanto ...Así que, sin pensarlo, volví a su casa y toque el tombre. Me atendió la señora de las compras.

- ¿si?- ¿Está Tobías, por favor?....Se hizo un silencio incómodo. La mujer me miró desconcertada y de pronto se le llenaron los ojos de lágrimas.

- Perdón ... -agregué-, no quiero molestar, soy amiga de Tobías, del BBS ... y ...e

- Mi hijo falleció ... hace un par de meses ...

Me tambaleé, perdí la noción de todo de mí del tiempo de los ruidos de la calle. Guiada por la mujer, entré a la casa y me senté. Ella esperaba. Me ofreció un vaso de agua, que rechacé por que no podía tragar. Yo sabía que todo era un error. Había hablado con Osiris, con Tobías, con quien fuera la noche anterior. Me di cuenta. Me levanté y le dije a la mujer que lamentaba lo de su hijo, pero que me había confundido de persona.Pero, ahora, la mujer necesitaba hablar y yo había caido en su trampa.

- Mi Tobías... mi tesoro... él también hablaba ahí en donde vos decís, quizás lo conocías... - dijo sin esperar respuesta -; supongo que tendría que haber avisado a ese club, el de las computadoras, pero no se me pasó por la cabeza...

- Lo siento mucho... ¿Qué le pasó a su hijo?

- Tobías estaba en ese BBS... y... según los peritos, había un cable pelado de la computadora debajo de su escritorio. Tobi andaba descalzo, como siempre... parece que rozó el cable con el pie... se electrocutó...

- Es... terrible, no sé que decir...

- Está bien, no importa... yo entiendo a los chicos como vos... creen que son inmortales... ¿Querés que te muestre la habitación de Tobías? ..No, no quería. No quería seguir escuchando la historia, ni consolar a esa mujer desconocida.

- Si usted quiere... -me escuché decir. Fuimos al cuarto. Había olor a encierro.La mujer me mostró una foto de su hijo...Era hermoso.

- Su hijo... Digo... ¿Pasó en el mismo momento en que escribía?

- Si... fue un segundo. De prontose apagaron todas las luces de las casas. Mi marido y yo estabamos mirando TV, y nos levantamos a buscar velas, no sabíamos que había pasado. Cuando le llevamos una vela a Tobi... oh Dios... oh Dios mio...

La mujer no pudo seguir hablando, yo tampoco.Para no mirar sus lágrimas me puse a recorrer la habitación. Sobre el escritorio todavia estaba la computadora. Puse mis manos sobre el monitor e intenté imaginar cómo sería recibir una descarga de la computadora. No pude. De pronto una frase escrita con un lápiz en el borde de la pantalla me llamo la atención.

Y entonces me dí cuenta de todo y me fui sin siquiera despedirme por que no soportaba saber lo que ahora sabía.¨Osiris se desconectó del sistema.¨

La frase me martillaba en la cabeza. Me dolía.Esa noche no me animé aentrar al BBS. Tampoco pude dormir.

Volví a conectarme días más tarde por que no podía borrar de mi cabeza la frase que había leído en esa computadora:¨Te amo, Isis¨...

Osiris me esperaba.

- ¿¿¿Qué te pasó??? hace días que no te encuentro -me escribió.

- Estuve en tu casa.

-...

- ¿Quién sos de verdad?

- soy yo. Osiris. ¿Es qué no entendés? estoy encerrado...

y...

..te amo ..
..
..te amo..
..


Verónica Sukaczer



''Nunca Confies en una computadora''

6 comentarios:

  1. Genial: amé ese cuento desde que lo leí ^^
    Hoy mepicó ese bichito de la curiosidad por saber qué fue de aquel cuento y lo encontré. Gracias por subirlo :D
    Seria bonito tener un Osiris por algun lugar de la red. Conjugando el tiempo y el espacio, y que no importe la realidad en sí ^^

    ResponderEliminar
  2. alguien tiene alguna idea de donde puedo encontrar el analisis de esta historia??

    ResponderEliminar
  3. me pasó exactamente lo mismo que a theressa! Qué loco, gracias por subir el cuento! :)

    ResponderEliminar
  4. lo leí en la primaria,después de tantos años encontré este cuento.

    ResponderEliminar